El Liderazgo y los neurotransmisores de la felicidad



Si un Líder considera que tener un equipo feliz es importante para el logro de sus metas, debería prestar atención a la siguiente información:



De acuerdo con el libro “Hábitos de un Cerebro Feliz” de Loretta Graziano Breuning, donde nos dice que los neurotransmisores de la felicidad son:

1. Dopamina. Se segrega al tener la ilusión de un logro, al perseguir una meta, al querer alcanzar algo.

2. Oxitocina. Se consigue cuando se logra la cohesión de un grupo se siente uno parte de algo importante.

3. Serotonina. Cuando obtenemos el reconocimiento por nuestros logros, por alguna meta o algún suceso que nos distingue del resto y nos reconocen por ello

4. Endorfinas. Superando dificultades que nos hacen generar más fuerza enfrentando peligros que jamás pensamos que podríamos lograr. Comiendo chocolate o haciendo ejercicio.


Aplicado al Liderazgo. Como puede un líder aprovechar este conocimiento:


1. Dar a la gente objetivos claros que alcanzar y el poder de decisión sobre los mismos = Dopamina


2. Hacer un verdadero Equipo en el que cada uno sienta lo importante que es su participación = Oxitocina


3. Reconocer, por hechos, cifras y datos a la persona que ha logrado y ha hecho una diferencia = Serotonina


4. Organizar concursos, carreras, baile o cualquier otro deporte que genere endorfinas, ofrecer sesiones que provoquen la risa como: Teatro in company, pequeños sketches, la oportunidad de tener un tiempo para ejercitarse con un fin en común, premiación = Endorfinas


También puede ofrecerles chocolates : )


Esto genera cerebros felices, desde nuestros ancestros los primates, los mamíferos que nos anteceden y nosotros que compartimos esa parte del cerebro que nos genera emociones placenteras y de dolor, sufrimiento, angustia, tristeza etc. Aprendiendo a manejarlo y dirigirlo hacia una meta en común.


Está comprobado como un cerebro feliz es más productivo y se entrega más a su trabajo, ahora que ya sabemos más sobre el tema, ¿porque no ponerlo en práctica?

Este artículo ha sido escrito por nuestra asociada Susana Meana – Coach y Consultora en Inteligencia Emocional – 44 4142 5272

6 visualizaciones0 comentarios