LOS HÁBITOS Y LA AUTODISCIPLINA


La autodisciplina empieza con los hábitos. Varios estudios demuestran que formar un nuevo hábito toma de 18 hasta un poco más de dos meses (66 días) para lograr que un comportamiento sea automático.


Charles Duhigg, el autor de The Power of Habit: Why We Do What We Do in Life and Business (El poder de los hábitos – Por qué hacemos lo que hacemos en la vida y en la empresa), descompone un hábito en tres elementos:



1. Señal veo un anuncio de donas

2. Acción me paro a buscar una pastelería

3. Recompensa disfruto comiendo la dona


Afortunadamente, podemos utilizar el mismo proceso para formar hábitos positivos y hacer que nuestros comportamientos sean automáticos cambiando la recompensa, podemos reflexionar desde la señal así, podemos hacer cambios sobre nuestros malos hábitos existentes y transformarlos en positivos.


La primera vez que modifiques tu comportamiento será la más difícil, es ahí cuando más necesitas de tu autodisciplina.